Noticias

Cyberdog: Así es el nuevo dispositivo tecnológico realizado por Xiaomi

Así dice el presentador de Xiaomi

“Vamos a despertar a Albert”. Y así pasa. El cuerpo de plástico y metal, cobra vida o, mejor dicho, movimiento. Sus patas parecen demasiado finas hasta que empieza a andar y machaca el suelo con ellas con pisadas marciales.

Este perro robótico puede andar y correr con cierta velocidad, dar una vuelta completa sobre sí mismo, incluso dar una voltereta hacia atrás, según sus demostradores (aunque ahí uno está tentado de decir cuidadores). En ocasiones tiene un punto amenazador: es difícil salvar el valle inquietante, una hipótesis que dicta que cuanto más parecidos son los robots a las formas animales, especialmente humanas, más desasosiego nos generan.

¿Cómo funciona nuestro amigo Albert?

Está cubierto de sensores RGB, un procesador y táctiles Con cámaras y micrófonos, así hace que sus sentidos puedan captar el entorno, que procesa mediante inteligencia artificial con hardware de Nvidia. 

Un Jenson Xavier NX que tiene hasta 21 teraflops (TOPS) de potencia y con hasta 6 micrófonos incorporados.


En cuanto a los sensores, muchos de ellos tienen la marca de Intel, confirma Fabio Arena.

Este conjunto tecnológico le da la posibilidad de ver hacia donde se está moviendo, reconocer objetos y personas, así como notar el tacto de los técnicos que utilizan sus manos para cambiar la configuración del robot, como cuando al rozar los auriculares inalámbricos se cambia de canción o se sube el volumen. En el futuro, Xiaomi se está planteando añadir sensores con los que dotar de olfato a Albert, pero de momento este equipamiento ya le abre todo un abanico de posibilidades.

De momento se vende en China a desarrolladores, para que enseñen al cyberdog a realizar cualquier tarea que su tecnología lo permita. Su costo oscila entre los 1.500 euros.

¿EN QUE SECTOR PODRÁ PRESTAR SUS SERVICIOS ALBERT?

Estas máquinas se suelen usar para rescates, vigilancia, como observadores detallados de zonas en las que las personas correrían peligro al acercarse. Albert, por ahora, está en esa fase de experimentación en la que descubrir dónde puede ser más útil. 

Tenemos tu solución tecnológica